Trabajar tanto tiene delito…

Tras una larga semana de trabajo, hoy creí merecerme un homenaje.

Al terminar hoy de trabajar, a eso de las 17:00 horas, decidí irme a almorzar a un McDonalds y darme un señor homenaje. Pues nada, ahí iba yo, con mis barbas de 5 días, las ojeras asociadas a una ardua semana de trabajo y mi mochila, dispuesto a devorar una hamburguesa con sus patatas deluxe tamaño gigante. Media hora más tarde…  objetivo cumplido!! Pero al salir del establecimiento, aún con una servilleta en la mano, me esperaba una ingrata sorpresa… Un pareja de la policía nacional me persiguió y retuvo en pleno centro de Sevilla por presunto “fumeta” (debe ser gravísimo fumarse un canuto en la vía pública), y no me extraña, ¡vaya pintas que llevaba!, malos pelos, barbas de varios días, ojeras, camiseta negra, papeles raros en las manos… Tras un gran mal rato  (durante el cuál todo el mundo me miraba como un delincuente) todo se solucionó cuando apareció casualmente otro personaje fumándose un canuto que coincidía con mi descripción… A partir de ese momento todo fueron disculpas por parte de la policía, pero el mal rato no hay quien me lo quite.

Moraleja: Trabajar tanto, tiene delito (y ser un poco “dejao” también ;)).

Anuncios

One comment

  1. Manuel Jesús Recena Soto · octubre 2, 2009

    Fran! fumando porros! Como se entere tu familia, se les caerá un mito!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s